En la Navidad de la costa de Tenerife luce el sol, como todo el año en este paraíso de la eterna primavera.